En reconocimiento al importante papel de la caridad a la hora de mitigar el sufrimiento humano, la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su resolución A/RES/67/105, decidió designar el 5 de septiembre como Día Internacional de la Beneficencia.

La Beneficencia, así como el voluntariado y la filantropía, constituyen una verdadera vinculación social y contribuye a la creación de sociedades inclusivas y resistentes al permitir aliviar los peores efectos de las crisis humanitarias, acciones con el que la empresa Shalom está comprometida.

Cabe destacar, que la fecha para conmemorar el Día Internacional de la Beneficencia, fue elegida para celebrar el aniversario del fallecimiento de la Madre Teresa de Calcuta, Monja y misionera reconocida, nacida en 1910 en la antigua Yugoslavia, con el nombre de Agnes Gonxha Bojaxhiu.

En 1928 se fue a la India, donde se dedicó a ayudar a los indigentes, en 1950 fundó la orden de las Misioneras de la Caridad en Calcuta, que alcanzó notoriedad por su labor entre los más pobres y los moribundos, pues durante 45 años ejerció su ministerio entre pobres, enfermos, huérfanos y moribundos y su labor obtuvo el reconocimiento y la alabanza del mundo entero y le granjeó numerosos premios y distinciones, entre otros el Premio Nobel de la Paz en 1979, pues para ella “la pobreza y la angustia constituyen una amenaza a la paz”.

La Madre Teresa murió el 5 de septiembre de 1997, a los 87 años de edad.
Por ello hoy, las Naciones Unidas invitan a sus Estados miembros, sus agencias y las demás organizaciones internacionales y regionales a celebrar de manera adecuada este Día Internacional, alentando ésta mediante actividades educativas y de concienciación.

A la par de ello a trabajar con énfasis para, complementar los servicios públicos de atención de la salud, la educación, la vivienda y la protección de la infancia, además, ayuda a promover la cultura, la ciencia, el deporte y la protección del patrimonio cultural y natural, también ayudar a concientizar sobre los derechos de los marginados y desfavorecidos, pues ello permite guardar nuestra humanidad en situaciones de conflicto.

Recomiéndanos con tus amigos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *